Coro de niños Colegio Alemán ”Schulspatzen”

Nombre del grupo:
Coro de niños Colegio Alemán ”Schulspatzen”
País:
Bolivia
Auspiciadores:
Colegio Alemán

INTEGRANTES

Soprano
Penelope Krekeler
Camila Landivar
Alessia Ferrero
Luciana Villarroel
Lucas Mercado
Carlos Antonio Rodríguez
Luciana Suarez
Micaela Vásquez
Luciana Jordán
Eduarda Bern
María José Soleto
Alexa Trepp
Sofía Michel
Abril Viscarra
Sabrina hein
Natalia Fernández
Lorena Meave
Rebekka Frerking
Adriana Soto

Mezzosoprano
Renato Salvatierra
José Miguel Salvatierra
Juan Pablo Montiel
Alejandra El Hage
Estefanía De Col
María José Pacheco
Karin Wille
Carla Trigo
Laura Straube

Alto
Bartels Axel
Isabella Asbun
Samuel Suarez
Sofía Salvatierra
Valentina Iturri
Rebeca Zambrana
Carolina Kissling
Victoria Schlieder

Violín 1
Patricia Terceros

Violín 2
Laura Mertens

Violonchelo
Piotr Vaca Jelen

Órgano
José Gabriel Sánchez

Directora
Teresa Jelen de Vaca

DE LA DIRECTORA

Nacida el 15 de marzo de 1964 (Polonia), realizó sus estudios de música en la Escuela Nacional de Música (Lublin), especialidad en flauta traversa. Graduada del Instituto Superior de la Cultura en la Universidad Católica de Lublin y licenciada en Pedagogía – Facultad Teológica Papal de Varsovia. Desde 1993 vivió en Chile donde trabajó en los proyectos de barrios marginales en las ciudades de Santiago y Punta Arenas. Desde 1999 radica en Santa Cruz de la Sierra desempeñándose como docente en la Universidad Evangélica Boliviana – carrera de Música, en el Instituto Superior de Bellas Artes y en el Colegio Alemán. Fue directora del coro infantil y juvenil de I.S.B.A., profesora de flauta traversa, directora del cuarteto de flauta “Bansuri”. Desde 2013 dirige el coro de niños “Schulspatzen” del Colegio Alemán. Participó en diferentes seminarios de pedagogía y música con excelentes directores de coros y orquestas como Dr.Kenneth Lee Sarch y Dr.Charles Houmard.

DEL GRUPO

El coro infantil “Schulspatzen” está compuesto por niños entre 10 a 13 años de edad, dirigido por la Prof. Teresa Jelen desde 2013. El coro ha participado en diferentes festivales a nivel departamental y nacional. Ha sido ganador, tres años consecutivos, en la categoría infantil en el Festival Municipal de Coros “Santa Cruz Canta” y representante del departamento de Santa Cruz, dos veces, en la ciudad de Sucre y Cochabamba en el Festival de la Nueva Concordia organizado por la Nueva Acrópolis. Ha participado en la Feria Internacional de Libro y en la Feria Internacional de la Amistad.

DEL REPERTORIO

La Missa Apomaya proviene del archivo musical de la Hermanas Clarisas de Cochabamba. En los siglos XVIII, XIX y primera mitad del siglo XX, este convento fue uno de los más importantes centros musicales en todo el país y uno de los pocos donde las mujeres participaban activamente en la vida musical, cantando misas polifónicas a dos, tres y cuatro voces y tocando una variedad de instrumentos. Este mismo convento cuenta con uno de los mejores órganos preservados que hay en Bolivia.
Apomaya es el apellido de la maestra de capilla, que fue una hermana que copiaba y, posiblemente, componía alguna música. A esta altura de la investigación musicológica es imposible comprobar, así como negar, que esta obra es de su autoría. La obra es para dos voces, dos violines y continuo (habitualmente violonchelo y órgano). La misma comprueba el alto nivel de conocimiento música que tenían las monjas de este convento. En toda América la música de los conventos de monjas es menos voluminosa que de las misiones o de las catedrales. Por ello, la colección de Cochabamba es un tesoro muy particular.

El Ave María es una obra atribuida al más grande de los misioneros que hubo en Chiquitos, padre Martin Schmid. Es una obra simple que proviene del primer período de la enseñanza de música en las misiones. Se la cantaba para los rezos nocturnos que se hacía en cada misión diariamente. Pudo ser cantada también durante la misa.

Jesus Bleibet meine Freude (Jesús alegría de los hombres) es el coral final de la cantata No. 147 “Herz und Mund und Tat und Leben” escrito por Johann Sebastian Bach en Leipzig, Alemania, en el año 1716. Estrictamente, se trata de un coral protestante, aunque suele interpretarse a menudo en ritos católicos. Está escrito para coro de cuatro voces (soprano, alto, tenor y bajo) y orquesta, que interpreta la melodía principal. En esta composición, el coral se superpone a una gran cantidad de tresillos, símbolos para indicar la felicidad.

REPERTORIO

Martin Schmid (1694-1772). Ave Maria

Maestra Apomaya (Cochabamba, s. XVIII). Missa Apomaya

• Kyrie
• Gloria
• Credo
• Sanctus

Johann Sebastian Bach (1685-1750). Cantata No. 147 “Jesus bleibet meine freude”