El Festival

 

Las antiguas misiones jesuíticas de Chiquitos en el departamento de Santa Cruz (1691- 1767) y las de Moxos en el departamento del Beni (1681-1767) constituyen unas de las principales riquezas del patrimonio cultural regional y nacional. Durante el proceso de restauración de los templos jesuíticos de estas misiones se descubrió una riqueza musical de gran magnitud: en Chiquitos  5.500 y en Moxos 7.000 hojas de música sacra escrita entre los siglos XVII y XVIII, tanto por músicos europeos como por los indígenas de la zona y que fue interpretada cotidianamente en estos pueblos hasta mediados del siglo XIX.

A este tesoro se suma la declaración de la UNESCO en 1990 que nombró a seis pueblos de Chiquitos como Patrimonio Cultural de la Humanidad como “pueblos vivos”, ya que a diferencia de otros antiguos pueblos jesuíticos que sólo quedan ruinas, en Chiquitos aun se conservan sus bellas iglesias, las partituras musicales, sus costumbres, vestimentas, fiestas, ceremonias, fabricación de instrumentos y muchos de ellos la tradición musical.

Estos pueblos son San Xavier (distante a 240 km de Santa Cruz de la Sierra), Concepción (a 290 km), Santa Ana (520 km), San Rafael (550 km), San Miguel (515 km) y San José de Chiquitos (280 km), pero además están las otras misiones aunque no hayan sido incluidas en la declaración por la UNESCO son parte de este circuito e igualmente de extraordinarios atractivo; estas misiones son: San Ignacio de Velasco (460 Km),  Santiago de chiquitos (a 420 km) y Santo Corazón (640 Km). Pero el Festival además llega a otros pueblos (más de tres mil kilómetros de recorrido) que fueron antiguas misiones jesuíticas de otras regiones del Departamento de Santa Cruz y el Beni  como también misiones franciscanas y mercedarias del territorio cruceño.

Este proyecto es único porque gira en torno a este patrimonio cultural vivo y dinámico de sus pueblos que mantienen vigentes sus tradiciones.

Cada festival está acompañado por un “Encuentro Científico, Simposio Internacional de Musicología” (ECSIM), en el cual historiadores, investigadores y musicólogos discuten sobre algún tema referente a la música antigua. Las ponencias presentadas en todos los ECSIM se publican y se difunden a través del Fondo Editorial de APAC.

Para los músicos es como retroceder en la historia, un momento mágico por las connotaciones histórico-culturales. Muchas veces se interpreta música arreglada o creada por los mismos indígenas del lugar, por lo que la identificación cultural cumple un papel fundamental.

Si a esto añadimos que la mayoría de los conciertos son gratuitos y que son sinónimo de fiesta y oportunidad de trabajo en cada sede; es decir, que éste no es un festival sólo para un grupo de melómanos que se reúnen cada dos años a escuchar música bella en algún lugar exótico; podemos concluir que el “Misiones de Chiquitos” es el goce compartido de algo muy vital, en pleno crecimiento y que integra con orgullo a toda la comunidad.

Crecimiento del Festival