Noticias

Tarija tendrá un nuevo estreno y más conciertos

En el marco del Festival Internacional “Misiones de Chiquitos”, el público podrá disfrutar de ocho conciertos en diez días.
El Encuentro de Musicólogos se volverá a realizar en la capital chapaca.
La cita es organizada por la Asociación Pro Arte y Cultura, con el apoyo de Repsol Bolivia.

 

El XII Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitos” llegará con todo a Tarija. Desde el 13 hasta el 22 de abril, el público local podrá disfrutar de ocho conciertos que se realizarán en la Basílica Menor de San Francisco. La ciudad también será sede del Encuentro Científico Simposio Internacional de Musicología (Ecsim).

“Tarija está muy presente en este festival… casi todas las noches habrá un concierto. Es algo increíble”, afirma emocionado el padre Piotr Nawrot, director artístico de este evento que es organizado por la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC) con el apoyo de Repsol Bolivia y diversas instituciones tarijeñas.

Las palabras de Nawrot se acentúan aún más cuando habla de la inauguración. La Orquesta Filarmónica de Tarija interpretará la Sinfonía 16 de Pedro XJiménez de Abrill Tirado, un gran compositor peruano que trabajó en la catedral de Sucre, durante la primera mitad del siglo XIX

“Nuevamente hay una investigación hecha para Tarija y su orquesta. Habrá otro estreno mundial”, añade Nawrot al referirse a esta obra que volverá a ser interpretada después de 200 años. Un proceso que ha sido apoyado por Repsol Bolivia con la convicción de que recuperar la memoria musical de los pueblos es muy importante. A esto se suma el desarrollo de talentos y la consolidación de la Orquesta Filarmónica de Tarija que, con una nueva estructura, nuevamente tendrá a su cargo el estreno mundial de una obra de Ximénez de Abrill,

Nawrot tampoco duda en destacar el trabajo de la orquesta tarijeña. Para él es una institución musical que tiene mucha fuerza y, por eso, será la segunda vez que interpretarán una obra sinfónica de gran valor. “La primera vez fue la Sinfonía 40 y fue todo un éxito”, asegura el también investigador de las obras de Pedro Ximénez.

Para Luiz Do Amaral, director de la filarmónica, la presentación no sóolo es una gran catapulta para los 35 músicos que participarán del estreno, sino también para los profesores que han trabajado por mejorar los niveles de exigencia en sus estudiantes. “Hay una gran expectativa, porque es un evento muy importante”, afirma el director, a tiempo de agregar que la presencia en el festival sirvió para consolidar la Fundación Filarmónica de Tarija.

“Posterior al estreno de la Sinfonía 40 (en el 2016) comenzamos a conformar esta fundación. Ahora todas nuestras gestiones están siendo realzadas por la expectativa de esta nueva sinfonía y su estreno mundial. La sociedad tarijeña poco a poco se está involucrando. Estamos generando un gran movimiento, logros que han sido motivados por el estreno de la sinfonía de Pedro Ximénez de Abrill Tirado”, dice Do Amaral.

Encuentro de musicología

Un punto aparte merece el Ecsim, que, por segundo año consecutivo, se desarrollará en el Centro Eclesial de Documentación (CED), uno de los centros misionales más importantes del sur de Bolivia y que conserva una colección de música misional que data desde inicios del siglo XVII. Entre el 12 y 13 de abril, investigadores de diversas partes del mundo centrarán sus esfuerzos en una temática: “En la música está la memoria: Las mediaciones de la estética misional en el barroco americano”.

Para Manuel Gómez Mendoza, coordinador del Ecsim, es “relevante el hecho de que Tarija sea parte del Festival de Música Barroca” y destaca dos puntos. El primero es que pone en valor la conexión histórica de Tarija con el proceso misional de las tierras bajas, pues esta pequeña ciudad, situada al sur de Charcas, fue sede de los dos colegios misioneros: el colegio de los jesuitas perteneciente a la provincia jesuítica de Paraguay, que fue la provincia que atendía las misiones de Chiquitos, y el Colegio Franciscano de Propaganda Fide, que atendió el Chaco. El segundo punto es que sirve para vislumbrar, por el espacio geográfico del festival, la influencia de la música como factor integrador sociocultural.

Gómez, que también es director de investigaciones del CED, la “población de Tarija podrá disfrutar, por medio de los conciertos, de la herencia misionera de la cual fue y es parte importante”.

Según Nawrot es gracias a Tarija que “estamos tomando conciencia que no sólo las misiones de los jesuitas han contribuido a esta gran cultura musical, sino también los franciscanos. Ahora tenemos un mejor conocimiento de lo ocurrido en Bolivia”, concluye.

 

El dato

Para la clausura se contará con la presencia de los cruceños del Ensamble Barroco Chiquitano, dirigidos por Rubén Darío Suárez Arana. Interpretarán el segundo concierto de guitarra de Pedro Ximénez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *